Misión, visión y objetivos

La Universidad Abierta de Recoleta (UAR) firmemente anclada en el territorio que la acoge y, al mismo tiempo, orientada al mundo, es una iniciativa educativa del gobierno comunal para producir, intercambiar y distribuir conocimientos, saberes y prácticas culturales de forma innovadora, a fin de estimular una ciudadanía activa, crítica y transformadora de la realidad.

La UAR nace en un contexto histórico y político que demanda de manera imperativa la formación de ciudadanas y ciudadanos críticos, capaces de construir comunidades políticamente democráticas, socialmente inclusivas y ambientalmente sostenibles.

Inspirada en las universidades populares que permanecen plenamente vigentes en el mundo tras casi dos siglos de trayectoria, la Universidad Abierta de Recoleta desea aportar a esta noble tradición educativa como la primera Pluriversidad de Chile,  concepto nacido en el seno de los grupos sociales que luchan por el reconocimiento de las diferencias culturales, históricas, sexuales, regionales y etno-raciales, así como de los movimientos sociales y ciudadanos que exigen que el conocimiento científico se involucre en la solución de problemas que afectan sus vidas.

En alianza con organizaciones internacionales y universidades tradicionales -públicas y privadas-, la UAR se constituye en un nuevo polo cultural e intelectual para potenciar la circulación y el intercambio de ideas, generar pensamiento crítico, fomentar la participación ciudadana y producir conocimientos pertinentes a las necesidades humanas.

Misión

La Universidad Abierta de Recoleta es una iniciativa educativa del gobierno comunal que busca democratizar el conocimiento, permitiendo que todas las personas accedan a una pluralidad de saberes y disciplinas a través de actividades docentes, de investigación y de extensión de calidad, abiertas a todos quienes desean aprender y compartir sus conocimientos.

Visión

La Universidad Abierta de Recoleta forma parte de un proyecto político, social y cultural más amplio orientado a superar el neoliberalismo como modelo de desarrollo hegemónico, a fin de contribuir a la construcción de comunidades políticamente democráticas, socialmente inclusivas y ambientalmente sostenibles. Para ello, la UAR aspira a convertirse en un instrumento para la formación de una ciudadanía activa, crítica, organizada y movilizada, así como en un polo de desarrollo e intercambio de conocimientos al servicio del desarrollo local y la gestión municipal.