Finaliza exitosamente primer diplomado artístico de la UAR

El diplomado en Danza, teatro y performance urbano se realizó entre el 29 junio y 17 diciembre del 2022, fecha en que culminó con su examen final: una emotiva muestra con las composiciones de las estudiantes en el emblemático Liceo Paula Jaraquemada.

El programa impartido por Victoria Larraín -directora docente del programa- se desarrolló con la docencia de Romina Rojas, Marjorie Ávalos y Rodrigo Hidalgo durante seis meses, en los que se reunieron virtual y presencialmente cada miércoles y sábado, durante 48 sesiones, para investigar las características fundamentales de los conceptos de forma, tiempo-espacio y movimiento, crear acciones respecto de la velocidad del impulso, comprender la corporalidad, la gestualidad y el lenguaje, así como explorar en torno al desarrollo de la instalación biográfica y la performance como una plataforma interdisciplinaria.

Este diplomado fue el primer programa de larga duración con énfasis en la creación artística dictado en la Universidad Abierta de Recoleta, en un esfuerzo relevante por generar una calendarización de formato mixto que permitiera dotar a las participantes de una formación tanto teórica como práctica.

“Nuestro reconocimiento al trabajo desarrollado por Victoria Larraín y quienes junto a ella estimularon la creatividad que pudimos apreciar y admirar en la muestra que constituyó el examen final de este diplomado. Es también justo relevar la labor del equipo humano y profesional de la UAR durante estos 6 meses y la colaboración del programa Escuela Abierta del municipio de Recoleta. Este último nos permitió contar con un espacio en el liceo Paula Jaraquemada donde se desarrollaron las sesiones presenciales. Como dirección académica de la UAR quedamos entusiasmados y con el deber de seguir abriendo espacios de creación y transformación que insustituiblemente entrega el cultivo del arte”, comenta Christian Reyes, director académico de la UAR.

“Fue una experiencia enriquecedora, primero por las voluntades hacia la coordinación, ante lo que significa la gestión de clases remotas y en formato presencial, todas ellas registradas por la UAR y dispuestas en la plataforma educativa. El grupo humano conformado fue un lujo, alumnas con mucha motivación en su aprendizaje, de profundizar en la malla del diplomado de “Danza, teatro y performance urbano” de Victoria Larraín, donde se desafía la creatividad personal y la autoría de las propuestas. Lo más significativo desde mi experiencia fue la oportunidad de compartir y guiar un proceso de aprendizaje, que se relaciona desde las propias historias personales, desde una intimidad, que nos conecta con las emociones más honestas y verdaderas” comenta Romina Rojas, una de las docentes del diplomado.

Los contenidos abordaron además manifestaciones socioculturales y artísticas vinculadas al performance urbano, la relación entre diversas expresiones artísticas y se realizaron ejercicios performativos, que finalizaron con una muestra final de composiciones de las estudiantes. Catalina Hernández, una de ellas, destaca el trabajo de las docentes y el espacio: “Vicky y su equipo fueron parte fundamental del proceso, porque cada una con su subjetividad nos entregó contenidos que impulsaron nuestra creatividad y nos inspiraron para que cada una encontrara su propio camino. Fue un espacio muy grato, cada sesión nos hacía viajar en un sinfín de emociones. Fue un proceso muy enriquecedor en términos creativos, personales y profesionales. Pude aunar todos los contenidos de la performance, me siento totalmente agradecida de la UAR por haberlo gestionado y principalmente de Vicky Larraín porque sin ella este diplomado no existiría”.

El diplomado artístico en “Danza, teatro y performance urbano” fue un programa certificado por la Universidad Abierta de Recoleta, completamente gratuito, con el objetivo de alentar la construcción de saberes vinculados a los contextos y las memorias de cada participante y de las comunidades donde ellas y ellos se desenvuelven. Melanie Erazo, en este sentido, destaca la experiencia y la importancia de abrir estos espacios de formación artística: “el diplomado me abrió muchas puertas, sobre todo a mi propio universo, muchas sensaciones a lo largo de lo transcurrido. Las profesoras son muy buenas y cada una nos entregó muchos aprendizajes. Espero que se hagan más espacios así, desde la gratuidad, ya que hay muchas personas que por cosas monetarias nos cuesta tener clases de arte y el arte es muy necesario. Fue una experiencia inolvidable, muchas gracias por esta oportunidad”, comenta la estudiante.

La importancia de la danza-teatro como arte escénico es que refleja el conflicto existencial del ser humano contemporáneo, enfatizando la fracturación dramática de la corporalidad y en una relación constante con su entorno social. Es importante que el creador o la creadora se involucre sensiblemente a partir de su biografía personal y en vinculación con su entorno. Compartimos algunas fotos del exámen final del curso donde es posible apreciar parte de la puesta en escena de lo aprendido en este diplomado.